fbpx
mejor jaula para ninfas

Para que la ninfa se sienta cómoda durante el cautiverio, las jaulas deben tener ciertas consideraciones. ¿Cómo elegir el mejor alojamiento para una ninfa? Aquí se muestra qué característica de las jaulas para una ninfa son más importantes.

Recuerda que en esta misma web puedes encontrar una selección de jaulas para ninfas.

Escoger una jaula

Una ninfa requerirá que la jaula sea lo suficientemente grande que le permita cierto grado de comodidad, mientras está encerrada. Debe ser amplia para que el ave pueda extender sus alas sin ningún impedimento.

La jaula no debe tener una capacidad menor de 100 centímetros de alto, y 60 de largo y ancho. Además, debe tener barrotes que se dispongan horizontalmente, para que las ninfas puedan trepar.

Hay jaulas grandes para ninfas que permiten que pueda juguetear y moverse en libertad dentro de ella. Esto es imprescindible, pues de lo contrario, se mostrará estresada y ansiosa, quizás enfermará o adquirirá hábitos molestos.

Forma de la jaula

Las jaulas que tienen forma rectangular o las cuadradas son mucho más espaciosas. Además, generar mejor bienestar psicológico en el ave. Sin embargo, se debe tomar en cuenta la limpieza de la jaula al elegir la forma. Si posee ángulos de difícil acceso, es mejor no adquirirla.

Los espacios entre los barrotes es algo que tomar en consideración. Para las ninfas, lo más recomendable es que los barrotes estén a 2 centímetros de distancia a lo máximo. Además, deben ser fuertes, que soporten el peso del ave, sus picoteos y rasguños.

Material de la jaula

Lo más recomendable es que las jaulas estén hechas de acero que no se oxida, o de otro metal. Estos son más resistentes y perduran en el tiempo. Además, se pueden desinfectar con mucha más facilidad.

Es importante asegurarse que no tengan zonas filosas que puedan lastimar a la ninfa. Además, no se les debe aplicar pinturas que puedan generar toxicidad en las aves.

Estilo de la jaula

Hay mucha variedad de estilos para los emplazamientos de las ninfas. Están las que tienen un estilo oriental, las hay modernas, con techo en forma de bóveda, grandes pajareras y más. Lo ideal es que sea práctica y que sea del gusto de la persona.

Objetos extraíbles

Debe tener una zona para colocar una bandeja en la base, que permita limpiarla con facilidad. Además, se debe asegurar que no haya espacios por donde la ninfa se pueda escapar. Por otra parte, los artículos donde come y bebe el ave deben poderse extraer con facilidad para recargar y limpiar.

Asientos o perchas

Lo más recomendable es que las perchas sean de madera o de un material duro y grueso. Esto es así, pues la ninfa podrá limar allí sus uñas y el pico. Los asientos deben estar cercanos al receptáculo de comida y bebida, para darle comodidad a la ninfa. De ser posible, se deben colocar varias, nunca una debajo de la otra.

La cantidad de asientos va a depender del tamaño de la jaula que se escoja. Se debe dejar espacio libre para el vuelo del ave, por lo que no se deben colocar tantos asientos. Tomar todas estas consideraciones hará más práctico elegir una jaula para una ninfa.

 

Deja un comentario