fbpx
como saber el sexo de una ninfa

Si se es un aficionado de las aves es poco probable que se sepa reconocer el sexo de las aves. Sin embargo, con las ninfas no es tan difícil saber cuál es el sexo. Por eso, aquí se muestra cómo reconocerlos y que ninfa es mejor como mascota.

Reconocimiento del sexo de una ninfa

Las ninfas presentan algo que se conoce como dimorfismo sexual. Entonces, es más sencillo distinguir entre hembras y machos. Algunos expertos en la materia aseguran que la mejor forma es toca el vientre del ave. Claro, esto se debe hacer con sumo cuidado para evitar picoteos de parte de la ninfa.

Se le da la vuelta al ave y se encontrarán dos huesos en forma de puntas. Si se abren cuando se aprieta un dedo, es seguro que se trata de una ninfa hembra. Cuando no se abre está claro que se trata de un macho o una hembra que no está madura.

Este puede ser un método un tanto agresivo; por eso es mejor dejarse llevar por los colores. Las ninfas machos presentarán tonos cromáticos más oscuros y la mancha de sus mejillas será más intensa. Además, el amarillo que pinta su cresta abarcará más extensión que en la de las hembras.

La cola de las ninfas machos en su anverso es negra y en las hembras tiene líneas amarillas y grises. Otro detalle que puede ser de ayuda es considerar que el macho comienza a cantar mucho antes que las hembras. Por lo general, a los tres meses canturrean estas ninfas. Ambos sexos son buenos como mascotas; de hecho, es ideal tener la pareja.

Reproducción de las ninfas

Las ninfas comienzan una etapa de cortejo que se manifiesta con dulces cantos, aleteos y movimientos de la cabeza. Estas aves pueden aparearse en cualquier época del año, pero la primavera tiene la temperatura ideal para esto. Lo más recomendable es que estas crías se apareen cuando tengan un año de edad, no antes.

Por lo general, las hembras ninfa pueden llegar a poner unos 12 huevos. Sin embargo, no es sino hasta el tercero que comienzan a incubarlos. Una ninfa experimentada puede poner 5-7 huevos a partir del primer día. Además, aunque estas aves pueden poner huevos todo el año, se recomienda cuando mucho 3 veces en ese período.

La incubación de los huevos de ninfa tiene una duración de unas tres semanas. La tarea de incubarlos está a cargo de ambos padres. La ninfa hembra incubará los huevos desde las horas del atardecer hasta temprano en la mañana. Por su parte, el macho tomará su lugar en la incubación en la mañana hasta el atardecer.

Cuando se tiene una ninfa en cautiverio se debe proveer un nido adecuado para la incubación. Dentro se colocará aserrín para proveer calor y evitar que los huevos se rompan.

Después de este tiempo, los polluelos saldrán de su cascarón y alrededor de los 2 meses tendrán plumas. Las ninfas pueden criar en cualquier etapa del año, pero el clima primaveral es más beneficioso.

Deja un comentario