fbpx
compatibilidad ninfas y perros

¿Es posible unir gatos o perros con las ninfas? Esta es una pregunta que muchos neófitos en el tema de las aves pueden llegar a hacer. La respuesta es: depende de la situación. Acá se muestra la razón de esta respuesta un tanto ambigua.

Convivencia de las ninfas con otras mascotas

Los gatos son depredadores por naturaleza y las aves son una de sus presas predilectas. No en vano se han creado caricaturas acerca de la relación de las aves con los felinos. Sin embargo, la convivencia entre estas dos especies de animales no es imposible.

Esto supone una tranquilidad para quienes aman las ninfas pero disfrutan de tener otras mascotas en casa. Lo importante es considerar algunos aspectos de seguridad para brindar integridad física al ave, la más vulnerable en estos casos.

Gatos

Los felinos tienen instintos de caza; por eso, ver volar un ave puede incitarlos a acechar y atacar. Esta es una conducta normal en esta especie de animal. Ahora bien, no solo los reflejos rápidos de los gatos son peligrosos para las aves. En la saliva de los felinos hay bacterias que pueden ser mortales en una mordedura al ave.

Perros

Los perros son muy demandantes del cariño de sus amos. Por eso, ante la adición de un nuevo miembro animal de otra especie, pueden sentir celos. Por otro lado, aunque el perro sea un animal doméstico, sigue siendo un depredador.

Recomendación para unir a ninfas con otros animales

Antes de unir a las ninfas con un perro o un gato, lo principal es asegurarse que ambos están sanos. Además, libres de microbios parasitarios que puedan contagiar al otro. El día del primer contacto debe realizarse en un ambiente pacífico y seguro para ambas partes.

Hay que ejercer mucha paciencia cuando se esté dando este proceso. Si es un perro se puede dar a oler al animal a través de una grieta en la puerta. De esta manera, el canino podrá irse familiarizando con el olor de la ninfa. Las primeras veces se mostrará exaltado, pero si se realiza varias veces al día es posible que se acostumbre.

Con respecto al gato, se puede mostrar al felino el ave desde el confinamiento de la jaula. Desde una distancia prudencial, que de seguridad al ave. A medida que la ninfa se muestre más segura, se puede ir acercando más al gato. Si el felino muestra señales de querer atacar, se debe disciplinar con firmeza.

Las sesiones de acercamiento deberían durar unos diez minutos, todos los días. En tanto se vean progresos, esos acercamientos se pueden prolongar. Ya en etapas avanzadas se puede mostrar el ave al perro o al gato, fuera de la jaula. Sin embargo, esto solo se debe hacer si tanto el gato como el perro no muestran deseos de atacar a la ninfa.

No es recomendable permitir que laman la ninfa, por el peligro de transmisión de enfermedades. Además, se corre el riesgo de que mediante el jugueteo los dientes y garras puedan lesionar al ave.

Deja un comentario